Galería Ana Lucía Gómez

Friday, April 23, 2010

Ana Lucía Gómez abre nuevo umbral para el arte.

Foto Opiniones

La Galería Ana Lucía Gómez -ALG- inció su trabajo en 2004 en la fashionable Avenida Las Américas de Guatemala. Ayer, tan solo seis años después, se ubica en una nueva sede, cerca de la también fashionable La Cañada. Tras "one year in the making", como dirían los gringos, este proyecto que se realizó "from the chassis up with no considerations of cost", como decribiría la revista Thoroughbred & Classic Cars, tiene ahora un espacio espectacular que nada le debe a sus similares de Miami, Boston o Nueva York.

Foto Opiniones

Al entrar, sus altas puertas transparentes dan paso a un amplio espacio tomado por un gran gato escultórico de Estefanía Valls Urquijo, que yo quiero sentir como a un simbólico guardián que acecha como venido desde la noche de los tiempos. Al fondo, una estatua de Javier Marín, de tres metros de altura, parece pivotar sobre sí al arte clásico y al posmodernismo y aunque me hizo recordar a la Venus de Ille (de Prosper Mérimée), me sentí muy cómodo en sus cercanías. He de confesarlo, me impresionó, me hizo verla una y otra vez y, como en el clásico koan Zen, me la traje cargando conmigo.

Foto Opiniones

A pesar de su imponente fábrica, son mil metros cuadrados de construcción, 700 de ellos dedicados a exhibición, la galería se siente aérea, acogedora y destinada a albergar a grandes firmas y -espero- a noveles creadores que sean dignos de ella. En el segundo piso hay un espacio abierto que podría ser ideal para instalaciones, encuentros o sólo para estar allí, meditando sobre las obras. Incluso las pinturas de Roberto Cortázar se ven cómodas en sus muros y eso que son enormes.

La omnisciente Wikipedia dice: "Art is the process or product of deliberately arranging elements in a way to affect the senses or emotions (Arte es el proceso o producto de ordenar elementos deliberadamente para provocar emociones o a los sentidos)". La ALG es, entonces, un magnífico lienzo tridimensional sobre el cual los artistas podrán exponer, ordenar y ofrecer (y cómo no, vender) sus obras como en muy pocos lugares más en Guatemala y América. Felicitaciones Ana Lucía, por el logro y el esfuerzo, pero también por dedicar este magnífico espacio a una de las más altas apiraciones del espíritu humano: el arte.

Fotos: klavaza, 2010.

Publicado por Leon Aguilera.

Foto Opiniones
Regresar al Menú